sábado, 7 de mayo de 2016

Rolling waves

Not even mercury can measure the way my blood reacts to the temperature in the room when you're present.
Maybe thats why mathematics dont seem to work with you; how you simply defy gravity just by standing on your feet.

And I, relentless, try to understand how you constantly break all rules of physics.
Just in that way, by failing, I understand that you simply dont obey nature, nature obeys you.
Nature wasnt your creator, it was, and is, your accomplice.

It is in your power when to shine as bright as the stars, the same way you do to lead the way for simple humans like me.
You know when to be rain, when to be storm, when to be a lightning in the eyes.

Flowers aren't able to shed the scent you exhale by waking up.
The breeze is not as refreshing as the slightest touch of your hair upon my face.
And the ocean, the ocean tries to sooth the ear with its rolling waves the way you do while you breathe.

I cannot fight nature, therefore I cannot fight you; maybe I just dont want to. 
Instead, i just forget what ive learned, and obey nature. 
Cause that way, i obey you; hoping you stay with me for as long as the fury and power of nature can be held.


jueves, 5 de noviembre de 2015

Puntos suspensivos (La forma de las nubes II)

Te recuerdo mientras observo como se consume la vela que ilumina tu ausencia, y cuyo único objetivo es rendir honor a todos los recuerdos que se lleva el humo con su revolotear.

Pienso en cómo algún día aprendí que eras música, y que yo, a tu lado, también lo era. Pienso en cómo lo olvidé. 
Pienso en cómo aprendí que los silencios son notas obligadas en la partitura de tu piel, escrita en braille para ser leída solo por mis manos, mismas que ahora apagan el cigarro que contamina un poco más que mis pulmones.

Trato de escribir, sin el éxito de cuando era tu perfume el que parecía mover mis manos al explotar en papel para ti.
Ahora escribo al viento, dejando que se lleve aquella promesa de un continuará, y con el deseo de que las palabras te alcancen en alguna brisa de febrero. 

Bailo con tu fantasma en esta sala sin muebles, sabiendo que no eres el único fantasma que ronda dentro de estas cuatro paredes. 
A pesar del encierro, me siento libre, al menos lo suficiente para ir dejando mis complejos junto con el desorden que dejaste al irte.

Y así, como si de rehabilitación se tratase, dejo que la tarde se apague sin prender las luces, permitiendo que el curso natural de la vida penetre en mis ojos, los cuales cierro en señal de luto.

Rindiéndome de nuevo ante el papel, por fin lo entiendo. Así como contigo, nada se resume a las palabras, sino a la correcta colocación de puntos suspensivos.


domingo, 19 de abril de 2015

La forma de las nubes

Solía pedir mi café muy caliente, tal vez por la necesidad de calentarme por dentro. Acostumbraba acompañarlo de bocanadas de tabaco barato, cuyo humo revoloteaba en mi estómago en ausencia de mariposas.

Caminaba sin rumbo por las calles, tal vez para perderme, o tal vez para encontrarme por fin. Me acompañaba de música nostálgica, cada nota ahogando la añoranza en la que hundía mis pestañas.

Tú, en cambio, caminabas por la ciudad como si fueses su dueña, tal vez porque de haberlo querido lo serías. Bailabas al compás de los sonidos de la calle, siendo tu ritmo la vida misma.

Cargabas siempre contigo esa bicicleta color azul; parecías pedalear entre nubes, más que entre el asfalto de esa ciudad que compartíamos.
Robabas miradas sin permiso, apropiándote de pupilas distraídas. Era el brillo de tus ojos aquel faro en la tierra.

Pediste tu café muy caliente, robando también ahora mi mirada y haciendo que dos pronombres se convirtieran en uno. Aún cuando las alas no hacen al ángel, derramaste un poco de cielo en mi café, cielo como aquel de tu bicicleta en la que te veo alejarte mientras mi cuerpo tiembla.

Empezamos jugando a ser viento, aunque tú no necesitaras de mis juegos para zurcar los cielos. Empezamos jugando a ser agua, aunque yo tuviera más anclas de las que paradas necesitara hacer en el viaje. Al final, jugamos a ser nosotros, sin la consciencia de que el cambio de pronombres puede depender de un simple cambio de estación.

Solias decirme que me amabas, tal vez porque no te diste cuenta cuando dejaste de sentirlo.
Solías escuchar cuanto te amaba, tal vez porque a pesar de todo, mis palabras endulzaban algo más que a tus oídos.

Y fue así como el azúcar dejo de ser dulce. Fue así como las notas parecían acomodarse para hacerte una sinfonía. Fue así como las nubes tenían ahora sólo forma de bicicletas.

Fue así como me quede inmóvil mientras pedaleabas hacia el horizonte, hundiendo mis labios en aquel café, ahora frío. 



domingo, 8 de marzo de 2015

Murmullo

Maldigo el día que decidimos medir el tiempo
Maldigo saber cuantas horas paso sin ti
Ese fraccionar de mi sufrimiento en instantes 
Ese contar dedo a dedo las carencias 

Maldigo el día que decidimos marcar la dirección 
Maldigo saber que sólo existen dos polos, tu norte y tu sur
Ese navegar sabiendo que el rumbo es inalcanzable 
Ese anclarse en el hastío por no ver tu tierra

Maldigo las letras por permitirme escribirte sin que me leas
Maldigo a la lingüística por darme las herramientas 
Ese vocabulario que no parece servir más que para describirte 
Esas palabras que parecen juntar sus sílabas para ti

Maldigo mi mente que parece no querer tener vacaciones 
Maldigo mi mano por sólo tener otros dedos que embonan con ella 
Esa mente cuya función es imaginarte en todo posible escenario 
Esa mano que ha perdido sus funciones por no estar acompañada 

Pero no te maldigo a ti
Me maldigo a mi por saber que soy tu sombra
Maldito yo 
Bendito tu 

domingo, 14 de septiembre de 2014

Cuestión de estrellas

Abrí mi ventana porque mi corazón suele quemar en las noches.
Esperaba sólo un viento de luna y nada más.
Viento que sólo despeinara mi pelo y no mis expectativas.

Por eso la gente habla del clima.
Porque parece un tema irrelevante.
Pero la relevancia la deciden las estrellas.
Y ellas nunca mienten.

Así que no me mientas.
Aunque tu luz induzca lo contrario.
Mis pasos siguen a tus rayos.
Y así como brillas, camino.

Así como existes, existo
Así como quemas, enfrío
Así como vives, muero
Así como eres, soy

Así como te busco entre millones, búscame

Pero esta vez, encuéntrame.
Mantengo un espejo entre mis manos.

miércoles, 3 de septiembre de 2014

Perder una batalla, ganar la guerra

Recuerdo haber sido luna, observando en mi soledad aquella tierra que sigo sin comprender;
más no recuerdo haber sentido que gracias a mi luz, tus zapatos caminaban sobre ella.
Hoy soy eclipse, aquel que no puedes ver a los ojos, pero que sólo por hoy se siente irrepetible.

Recuerdo haber llevado clases de gramática;
más no recuerdo haber aprendido que las palabras entrecomilladas no se prometen.
Hoy lo entiendo después de haber sido “el indicado”.

Recuerdo no creer en la existencia del karma.
Más no recuerdo haber sentido su ausencia cuando mis lágrimas se hicieron gasolina.
Hoy soy el fénix que nunca se cansará de renacer de las cenizas.

Recuerdo estar herido y sentir la sangre darme calor en vez de frío;
más no recuerdo haberme rendido ante el enemigo, que terminé siendo yo mismo.
Hoy soy aquella cicatriz, recordatorio de que perder una batalla no implica perder la guerra.

Hoy ya no recuerdo.


Prefiero vivir en vez de recordar.

viernes, 1 de agosto de 2014

Vaivén

Y llegó ese día, que sin consultarlo con el sol, se agota entre tus brazos para darle paso a nuestra noche. Noche en que las estrellas, como caridad, me regalan un poco de su diplomática luz. Luz que recuerda que siempre hay un mañana, sin importar la cantidad de alcohol que corre por mis venas. Mis venas que corren solas, tanto que buscan fundirse con las tuyas. Aunque sea sintiendo el pulso de tu muñeca mientras tomo tu mano. O el palpitar de tus labios mientas exploro cada centímetro de tu boca. O aquel nerviosismo en las piernas de saber que tu eres el indicado. Si así lo quieres. 

sábado, 12 de julio de 2014

Tercera llamada


Mi personalidad espera tras bastidores.
El telón roza sin piedad mis zapatos.
Tantas veces fue el acto más bello quedarme detrás.

El nudo en la garganta de ser esta vez protagonista.
Por fin una función que no requiere de máscaras.

La ópera prima de actuar sin consecuencias.
Actuación que no se lleva las palmas,
pero se lleva aquella mirada del único par de ojos que me importa.

Y es entonces cuando un aplauso suena igual que miles. 

lunes, 5 de mayo de 2014

Sin destinatario

Otra vez mi insomnio tiene culpables.
Su presencia se esconde a contraluz,
rodeándose de instantes dónde el destino parece no ser una simple invención del hombre.

Ese calor corporal que alcanza para dos personas, y termina quemando a una sola.
La inerte almohada hastiada del cariño sin destinatario.
Búsqueda implacable por estar sólo, incluso ante el espejo.

Mi rutina medicinal que deja el ánimo somnoliento.
El círculo vicioso de lo común, de lo insoportablemente cómodo.
Mis oídos sordos de este lado de la puerta, sus golpes del otro.

Historias cuyos seis grados de separación no obedecen estadísticas.
Todo envuelto en el sentimiento de que lo quiero sin conocerle.
Quererlo con la magia de que las cosas no necesitan explicación.




viernes, 1 de noviembre de 2013

Se busca

Tantas veces usé mis palabras como anestesia, que ahora no logro encontrarlas.
Apenas ayer revoloteaban inquietas en mi estómago.
Cubrí mi boca para atraparlas, pero letra a letra llegaron a mis manos y encontraron en papel su nueva casa, de donde escaparon sin mirar atrás.

Hace algunos amaneceres que no las veo, aunque las siento. Así cómo te siento sin verte. 
Pareciera que se las llevó el viento, volaban muy decididas con destino tus ojos.
Todavía despiden entre sus sílabas un tenue perfume, aquel que alguna vez fue mi oxígeno.
Ellas saben que no las leerás,
pero su perseverancia siempre ha superado a la mía.

Regresan a mi ventana en las noches.
Se aprovechan de la oscuridad que lo envuelve todo, incluso mi sentido común.
Susurran tu nombre en mi oído, haciendo que nazcan más en mi interior.
Cuando estoy a punto de materializarlas en mis sueños, vuelven a fundirse con la luz de las estrellas que no me dejan dormir.

Ya no se sí llamarlas mis palabras.
Últimamente son más tuyas que de mis labios. 
Y aunque se perfectamente donde están, no quiero ir a buscarlas.
Si las ves, y te prometo que lo harás, no olvides decirles que regresen a mi algún día. O que se queden contigo para siempre.

Tal vez esa sea la manera de romper con lo frágil que se ha vuelto el tratar de no recordarte.
 

miércoles, 2 de octubre de 2013

Los minutos más relevantes provienen de relojes de cuerda.

viernes, 27 de septiembre de 2013

Activismo Plástico

Ya es común (y cansino) encontrar todas las redes sociales desbordándose de quejas al gobierno que carecen de fundamentos, que  ignoran las causas, consecuencias e incluso la implicación que tenemos cada uno de los ciudadanos en los problemas de los que fervientemente se quejan.

No soy partidario de nada ni nadie y estoy a favor del activismo social, pero me parece mediocre el activismo desinformado, sin objetivos ni perspectivas reales, el activismo plástico.

Claro que muchos problemas son debido a malas prácticas del gobierno, claro que debemos reaccionar, claro que debemos exigir, pero no sin antes saber a quién le corresponden esos problemas, fundamentar nuestras opiniones y sobre todo proponer, no sólo criticar.  

Se quejan de una reforma hacendaria satanizando nuevos impuestos. Es a través de los impuestos que se financian las obras públicas, la educación, la infraestructura, los programas de apoyo social y se resuelven ineficiencias que presentan los mercados.

Necesitamos impuestos. Si la reforma no es la adecuada, o la forma de gastarlos es ineficiente, enfoquen a eso sus quejas. Si no quieren impuestos, los invito a que no vivan en sociedad.   Si quieren impuestos mejor aplicados y un gasto más transparente y mejor enfocado, los invito a llevar a cabo un activismo real, un activismo informado.

Se quejan de la reacción de los maestros que han paralizado la ciudad, utilizando como argumento que ni siquiera saben lo que están exigiendo con sus marchas. Muy de acuerdo, pero me aventuro a decir que tampoco los que se quejan saben de que se trata la reforma educativa, cuáles son sus objetivos y las medidas a aplicar.

Me he topado incluso con comentarios que culpan al gobierno del mal rendimiento de las afores. Las afores están invertidas en instrumentos de bajo riesgo (generalmente bonos del gobierno y CETES) y el mal rendimiento que han tenido ha sido principalmente por la incertidumbre en el mercado mundial de bonos debido las acciones de la FED (Federal Reserve) en Estados Unidos. ¿Eso también es culpa de Peña Nieto?

¿Cómo vamos a quejarnos de un problema o a intentar resolverlo si ni siquiera sabemos de qué se trata, ni sus causas y por su puesto menos sus posibles soluciones?

Pero bueno, como ya mencioné antes, de nada sirve criticar sin proponer. Mi propuesta es seguir aprovechando la excelente herramienta que nos dan las redes sociales para unirnos, para informarnos, para quejarnos, pero sobre todo para innovar.

Forjar nuestras propias opiniones, no un reciclaje de una opinión que va dando vueltas por todas las redes sociales y que la mayor parte de las veces no incluye ni si quiera datos correctos.

Recordar que el activismo puede empezar en un teclado, pero va mucho más allá. Pero sobre todo que la primera cuestión no es lo que tiene que hacer el gobierno, sino lo que tenemos que hacer nosotros para cambiar nuestra sociedad. El gobierno viene después.

 

Así que la próxima vez que quieran resolver los problemas de México con un click y se sientan todos unos activistas modernos, pregúntense primero si por lo menos entienden lo que están compartiendo.

lunes, 2 de septiembre de 2013

A veces mis zapatos tienen tanta prisa, que se olvidan de llevarme con ellos.

martes, 20 de agosto de 2013

Bajo cero

Dejaste niebla en pupilas rotas
Recojo fragmentos de costumbre 
Aquellas alas se vuelven cortas
Y tu cruel aliento a incertidumbre

Infame tacto de manos frías 
El eco del portazo de indecisión
El miedo se estampa con las manías 
Detrás de tu espalda se oculta el sol 

Mis zapatos siempre divorciados
A descompás caminando tu calle
Busco puertas sin candados
A juego con el anhelo de un detalle 

Me he vuelto vigía de las noches 
Adorando estrellas que murmuran 
Me cubre la escarcha de reproches 
Eternidad de almas que madrugan 

miércoles, 1 de mayo de 2013

lunes, 1 de abril de 2013

Espejos y Espejismos

Lo preocupante no es tener miedo de no tener con quien hablar.

Es saber que ello conlleva a tener que hablar contigo mismo.

Y temblar de miedo....

sábado, 2 de marzo de 2013

TABÚ

Tergiversar
Ansias
Buscando
Utopías

lunes, 7 de enero de 2013

Tú, yo; ayer.



Falta de cielo. El mar, espejo sin objeto, se vuelve transparente. Inhalo el viento, exhalo tu alma. Saboreas el amargo atardecer con un dolor placentero en los recuerdos. El ayer sube una escalera cargando una brocha.

Sentado en la esperanza contemplas como me alejo. Me alejo contemplando la orilla, tropezando. La orilla nos observa riendo de nuestra ingenuidad. El ayer espía a hurtadillas.

Palabras vienen y van. Decido atrapar algunas y guardarlas. Atrapas algunas para malinterpretarlas. Ellas, traviesas, deciden cambiar de personalidad con cada roce de labios. El ayer las desvanece sin piedad.

El silencio te hace fuerte, destrozándote. El ruido me aturde, sin eco. El mudo ayer carga un micrófono.

Espió a hurtadillas, desvaneciendo las palabras en mis labios y retocando el cielo con mi brocha. Hay un yo que tiene que quedarse en el ayer.

Y el ayer tocando a mi puerta; sin respuesta.



miércoles, 14 de noviembre de 2012

Carpintero


No suelo escribir prosa, o por lo menos una prosa que no trate de enredar en palabras un pensamiento. Esta vez sólo quiero expresar una idea. Una idea que cientos de mentes han tratado ya de expresar y que esta vez será desde mi humilde punto de vista.

¿Por qué nos cuesta tanto trabajo saber lo que queremos en la vida, y por qué al lograrlo a veces nos seguimos sintiendo vacíos?, ¿Cómo hacer entonces para saber que es lo que en realidad nos llena? El número de respuestas es infinito. Sin embargo, yo propongo una de ellas, para quién este dispuesto a leerla.

Afortunadamente, o desafortunadamente diría yo, la vida nos a dotado de una cajonera para organizar nuestros sentimientos, nuestros sueños y las experiencias con las que nos vamos encontrando. Cajonera forjada por las manos de la moral, la religión, la sociedad, la filosofía, nuestra familia, nuestra educación y las ideas de unos cuantos.

Sólo existe un problema. Sus cajones están ya definidos y muchas veces no dan espacio a la interpretación. Muchas veces nos vemos petrificados al no saber (o no querer saber) que meter en los cajones de lo "normal", "anormal", "merecido", "no merecido", "correcto", "incorrecto", "debido", "indebido"... ¿Entonces qué hacer con ella?

No es necesario destruirla. Parte de la magia de las experiencias es atesorarlas, y además de atesorarlas utilizarlas para crecer. Lo importante es saber que esta cajonera simplemente es una guía, y no dejar de meter experiencias que nos llenan simplemente porque parecen no caber en esos compartimentos que la gente presume comprender.

¿Cuantas cosas estamos dejando de vivir? ¿Cuantas cosas no sabemos que nos gustan porque no nos damos el lujo a probar, por el que dirán, porque no es lo debido, porque no es lo que planeamos, porque no es lo correcto, porque no lo recomiendan los psicólogos, la sociedad, la religión......? ¿Cómo tomar un tercer camino cuando nos hacen creer que solo existen dos?

¿Qué pasaría si un día despertamos y no estuviera esa cajonera? ¿Si no existiera el concepto del bien, del mal, el juicio en general? De una cosa estoy seguro; descubriríamos lo que queremos en realidad, aquello que nos da plenitud pero que nuestros ojos adaptados a esquemas sociales podrían estarse negando ver.

Es hasta que nos libramos de todo filtro mental que podemos ver claramente lo que queremos. Es normal querer decidir que hacer con eso después, pero no antes. El secreto está en tratar de ser niños otra vez, recuperar esa ilusión que ahora tenemos la fuerza de proteger con nuestras convicciones.

Basamos nuestra vida en pensar qué cabe en nuestra cajonera, cuando en verdad deberíamos primero pensar en que queremos meter en ella. El entorno se ha encargado de construirla, pero no somos conscientes de que está en nosotros modificarla. Al fin y al cabo es nuestra cajonera, es nuestra vida y son nuestras experiencias las que guardamos ahí.

Yo por lo pronto, me rodeo de cajones rotos y escombros; no puedo meter nada porque los cajones no están listos. Si estuvieran listos no sabría que meter. Ahí esta el reto, en la paciencia de saber que reacomodar implica un vacío. Vacío que no todos estan dispuestos a soportar, aunque sea para mejor.

¿Quién soy yo para decir estas palabras?
Nadie, un simple aprendiz de carpintero, cansado de acomodar mis sueños en cajones ajenos.




lunes, 29 de octubre de 2012

Gastando el Reloj

Hace tiempo que no me escucho 
Tal vez porque la ausencia se ha hecho ya también acústica
O es que simplemente ya no tengo nada que decirme

Hace tiempo que no hablo
Tal vez porque este silencio sigue devorándolo todo
O es que simplemente sé que no serás tu quien me escuche

Hace tiempo que no observo
Tal vez porque mis pupilas siguen empañadas
O es que simplemente me da rabia esa mirada perdida en el espejo

Hace tiempo que no escribo
Tal vez porque las palabras ya no son mi vehículo 
O es que simplemente esta vez no me llevarán a dónde quiero

Hace tiempo que no olvido
Tal vez porque ya no se ni lo que quiero recordar
O es que simplemente estoy cansado de recordar en vez de vivir

Hace tiempo que no me siento a ver las estrellas
Tal vez porque quiero que ahora sean ellas las que me cuenten a mi 
O es que simplemente sigo sabiendo que vemos el mismo cielo

Hace tiempo que no me encuentro
Tal vez porque el buscarme me ha perdido más y más
O es que simplemente sé donde estoy pero tengo miedo del viaje

Hace tiempo que el tiempo dejo de tener significado
Tal vez porque la espera inunda de agonía los minutos
O es que simplemente ya me di cuenta de qué estoy esperando 

Hace tiempo que duele 
Tal vez no hay un tal vez
Simplemente duele

Hace tiempo 
Tal vez ese es el problema
tiempo es lo único que queda

sábado, 11 de agosto de 2012

Desempolvando mi blog para llenarlo de telarañas...

martes, 7 de agosto de 2012

El mañana es hoy

Sobrante la palabra perfección cuando es tu foto la que aparece en mi diccionario;
Profundas las dos razones que envuelves en iris marrones;
Fugaz el olor de tu cuerpo, permanente la escencia de tu ser.
Ambivalentes las ganas de escuchar tus labios y de querer callarlos con un beso;
Innecesarios los sueños en los que hace falta dormir primero.
Enemigo el reloj cuando decide relativizar el tiempo.
Amigo el calendario si decidiera no dejar caer los días.
Anacrónico cada instante que parece no tomar su curso.

Dogmático creer que serás la persona mas importante en mi vida;
Confortante saber que lo has sido y lo eres hasta mañana.

jueves, 16 de febrero de 2012

La rutina mata, pero no deja morir...

jueves, 2 de febrero de 2012

Miedo a la obscuridad luz

Vivo en un sentimiento de cuatro paredes.

Una celda de recuerdos cuya llave perdí cegado.
Y cegado recorrería cielo, mar y tierra para encontrarla.
Un estado sin reflejo pupilar, una mirada vacía.
Y mis pupilas obstinadas en encontrar el faro de tu mirada.
Un frío interno que no se quita con sol, calor ni compañía.
Y tu tacto que es más que el sol, mi temperatura perfecta.
Una cama que ha pasado a ser un mueble más.
Y mis ganas de no dormir por saber que puede ser el último abrazo.
Mi felicidad que se esfuma en una constelación de estrellas artificiales.
Y este sentimiento de que si estuviera en mis manos, materializaría cada una sólo para tí.

Vivo en un sentimiento de cuatro paredes.
Paredes que se juntan amenazando con llevarse esa chispa que sólo tu supiste prender en mis ojos.

Por favor no prendas la luz, no quiero volver a sentir que no despierto a tu lado.


jueves, 29 de diciembre de 2011

Adverbios

De aquellos rayos de luz que no iluminan pero lastiman la vista
Del final de una triste historia del que nace el principio de otra
De la carretera que llevaba a casa y cuyos trazos están ahora borrosos
De la obscuridad que eclipsa no solo la mirada sino tambien el sonido de los pasos
De aquel sentido de pertenencia que solo se pertenece a si mismo
De aquel cuarto gris en el que me he sentado mas de una vez
De aquellas manecillas que parecen no correr o correr a su antojo
Del porque, el cuando y un montón de adverbios que se arremolinan en una duda

De ahí salen mis ganas de ser luz

domingo, 18 de septiembre de 2011

I'm starting with the man in the mirror
I think I like him. Finally....

viernes, 22 de julio de 2011

Monofónico





Nota: De preferencia leer escuchando Gymnopedie No. 1 de Erik Satie

http://www.youtube.com/watch?v=6S2KLdYNrMs&feature=fvst

Dedos se deslizaban suavemente tecla a tecla, trayendo a la vida una sinfonía que el humo se llevaba en cada vibración de las tensas cuerdas. El suave martillar de un acorde recorriendo cuatro austeras paredes, escenario de la lucha consigo mismo. Notas que amenazaban con consumir los ya escasos sonidos de una tarde sin fecha.

Y así comenzó otra vez la danza de sombras. Fantasmas de recuerdos que se han negado a partir. Figuras sin rostro, figuras que vuelven como cada tarde con el llamado de aquellas manos que no se cansan de esperar. Manos que no se cansan de repetir una y otra vez esa dulce melodía que no cesa hasta que las estrellas parecen fundirse con cada clave de sol.

sábado, 2 de julio de 2011

Semplicemente

A te che sei il mio grande amore ed il mio amore grande,
A te che hai preso la mia vita e ne hai fatto molto di più,
A te che hai dato senso al tempo senza misurarlo,
A te che sei il mio amore grande ed il mio grande amore,
A te che sei, semplicemente sei, sostanza dei giorni miei, sostanza dei sogni miei...

jueves, 16 de junio de 2011

El Día que Vuelva

He quitado el calendario, ha decidido correr sin prisa.
Me he negado a contar los días, no he podido hacerlos trizas.
He quitado el calendario, estoy harto de que me mienta.
Me he negado a contar los días, sólo consiguen tenerme alerta.
He quitado el calendario, ha tramado en contra mía.
Me he negado a contar los días, han dosificado mi alegría.

He colgado tu mirada, tu mirada en un rincón.
Tal vez no mida mi vida, pero vuelve mi espacio acogedor.
He colgado tu sonrisa, la he colgado en mi balcón.
No pasa mas rápido el tiempo, pero los segundos pierden valor.
Te he colgado en mi mente, en mi mente y mi corazón.
No necesito calendarios, siempre has sido tu mi medición.

domingo, 5 de junio de 2011

Defying Gravity



Somehow, every light is now made of moments
Somehow, physics are wrong for me
Somehow, something wants me to start again
Somehow, flying is not being enough
Something is telling me is time to defy gravity
And you won’t get me down
Nothing will get me down
Not even myself
Float, fly, take off

sábado, 12 de marzo de 2011

Retazos de Piel Fría


El cálido eco de un lienzo vacío
Se llena de pinceladas fugaces
Sinfín de colores causan hastío
Eclipsan mis ojos vivos, audaces

Ojos grises, difuminados
Ojos grandes anestesiados
Mirando reflejos de luna
Buscando la luz oportuna

Tenue pero dulce lluvia de tinta
Moja cada rincón abandonado
Que toma ahora color extasiado
Llevando un viento que corre y que pinta

Rasgando el aire con abrazos
Dejando en tu cama retazos
Retazos de recuerdo y agonía
Retazos de nuestra piel fría

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Ironía


Diciendo lo que callas, matando el silencio.
La sensación nos separa, las palabras nos unen.
La diferencia de las palabras;
En los labios, en la mente, en el ser...
En cada paso del no existir.
El existir pero no expresar,
el expresar pero no sentir.
El sentir sin hacerlo.
El sentir y expresar.
Expresar el silencio...
Expresar el silencio?
Silencio? Expresar?

El Arte del Vacío


Ahora que todo está dispuesto, nada quiero elegir.
Indiferencia que se vuelve totalidad.
Totalidad que se vuelve nada.
El arte de la disyuntiva, el arte del vacío.
El vacío que se llena vaciándose.
La totalidad que se llena de agujeros.
Agujeros llenos de totalidad.
Totalidad llena de persona.
Persona siendo persona.
Y nada más... sólo la cultura del silencio.

jueves, 22 de julio de 2010

Placebo


Ahora si quiero la medicina de verdad
O por lo menos un placebo diferente

Circulo vicioso

No hay lágrima que me limpie por dentro
No importa la calidad ni la cantidad
No hay sonrisa que se vuelva permanente
Solo efímeras oleadas de luz
No hay amanecer que no anochezca
Ni mañana que se vuelva ayer
No hay tormenta sin calma
Pero tampoco calma sin tormenta
No importa encallar
Solo anclarse en un ideal
Será suficiente para no naufragar?

lunes, 19 de julio de 2010

yesterday, tomorrow

Was born being a dwarf
Will die being a giant

martes, 4 de mayo de 2010

Salvador Dalí + Walt Disney = Surreal Journey



http://www.youtube.com/watch?v=GU_f2vqEgGM&feature=related

miércoles, 13 de enero de 2010

El Muelle


Mis pies tocaron la húmeda madera.
Pero la vista era tan bella qué no importó.
Sentado en la orilla sentí el vaivén del mar.
Qué a veces travieso quería mojarme los pies.
Y otras arrancarme del muelle dónde tanto me aferré.

Y ahí vi llegar tu barca, tu barca que me tomó por sorpresa.
Llenó la marea de huracanes de pasión.
De infinitos amaneceres y de brisa de sal que se colaba en la piel.
Surcamos los mares juntos, construimos nuevos paisajes.
El mar nunca se vio tan bello…

No hacía falta nada más.
Y de pronto llegó la noche, el frío mar separó nuestras manos.
Y nadamos sin dirección, buscando aquel muelle que nos cobijó.
Aquel muelle que lo fue todo, el escenario de la felicidad.
Aquel muelle al que queríamos regresar a admirar el paisaje.

Pero el mar no fue suficiente, ni la lluvia, ni la tormenta.
No hacía falta brújula ni timón.
Ni siquiera hizo falta el sol para iluminar el camino.
Ahí estamos tú y yo otra vez.
En ese muelle que lo fue todo, y que lo será.

Toma mi mano, y mira hacia el frente. Qué hermoso se ve todo desde aquí…

domingo, 3 de enero de 2010

New Directions

Sorry, mind and soul under construction...

Heart remains, any complaints please contact him

jueves, 31 de diciembre de 2009

A ti

A ti te estoy hablando a ti, a ti la que no escucha.
A ti que con lo que te sobra me darías la luz para encender los días.
A ti que juegas a ganarme cuando sabes bien que lo he perdido todo.
A ti te estoy hablando a ti, aunque te importe poco lo que estoy diciendo.

A ti que te pasó tan lejos el rigor del llanto y la melancolía.
A ti que me dejaste sólo incluso cuando estabas en mi compañía.
A ti que te consuelas con cubrirte de channel las huellas de mis besos.
A ti, te estoy hablando a ti

Auunque te valga madres lo que estoy diciendo...

Y a mi
A mi me queda por lo menos ese síndrome incurable de quererte tanto

Tarde


Te puse de nombre karma

Pero esperé y esperé… y sigo esperando

Te puse de nombre orgullo

Pero no te encontré

Te puse de nombre destino

Pero sigo buscando culpables

Te puse de nombre dios

Pero me cansé de buscarte

Te puse de nombre vida

Pero no fuiste justa conmigo

Te puse de nombre esperanza

Y me acompañaste, pero moribunda

Te puse de nombre lucha

Pero sigo perdiendo contra ti

Te puse de nombre injusticia

Y no hay ningún pero…


Te llames cómo te llames, abre los ojos

Sino yo los cerraré

Aunque no te importe